lunes, 12 de junio de 2017

Chiste de la madre que se queda ciega

Chiste de la madre que se queda ciega.

Pero... ¡Pablo, cuánto tiempo sin verte! Pues sí Carlos, pero no puedo pararme que mi madre se ha quedado ciega. Oh, entonces vais al oculista. No, a dar de baja la luz.

-Pero... ¡Pablo, cuánto tiempo sin verte!
-Pues sí Carlos, pero no puedo pararme que mi madre se ha quedado ciega.
-Oh, entonces vais al oculista.
-No, a dar de baja la luz.