martes, 4 de julio de 2017

Chiste del salto desde trampolín

Chiste del salto desde trampolín.

Soy un excelente saltador de trampolín, pero no sé nadar... Pues a mí no se me daba nada mal, pero me lesionaba mucho, sobre todo antes de darme cuenta que los demás saltaban con la piscina llena de agua.


-Soy un excelente saltador de trampolín, pero no sé nadar...
-Pues a mí no se me daba nada mal, pero me lesionaba mucho, sobre todo antes de darme cuenta que los demás saltaban con la piscina llena de agua.